Comunidad de "Stella Matutina" - Casa de Oración y soledad 
 
 Un poco de historia

LA  FUNDADORA Y LA FUNDACIÓN DE FATIMA

        La fundación de Fátima significó para la Madre María Oliva, fundadora de las Hijas de la Iglesia, de una larga búsqueda. Su relación con las Apariciones de la Madre de Dios en Fátima tenía profundas raíces en la experiencia personal. En la apertura de la biografía de Olga, queriendo poner de relieve un aspecto importante de su carisma, es decir la colaboración con el proyecto universal de salvación del Padre, y en particular la ansiedad por la salvación y la felicidad de aquellos que están lejos de su amor e infelices, decía: "La Madre de Dios se aparece a Fátima para enseñarnos a salvarles con la oración."
 
      Marzo de1959 marca otro paso importante en esta larga búsqueda. El 17 de marzo, de hecho, de Lourdes, donde fue durante varios meses para la celebración del centenario de las Apariciones, emprendió un largo viaje atravesando España en tren, acompañada de Sor María DA y Sor Gina STGB. En esta su primera visita a Fátima se encuentra el Obispo di Leiria, Mons. Joao Pereira Venancio y expresa el deseo tener en Cova da Iria un pedazo de tierra. 

        En seguida (alrededor de 1963-1964), encomienda  la búsqueda y la compra de un terreno al Rector del Santuario de Fátima, Monseñor Antonio Borges, en vista de una fundación. Adquirido el terreno, en la Solemnidad de Cristo Rey en 1965, la Madre María Oliva solicita por escrito al Santo Padre Pablo VI, que le se conceda la fundación de una casa dedicada a la vida contemplativa en Fátima.
 
       
     El Papa Pablo VI a través del Cardenal Antoniutti, el 30/12/1965 respondió en estos términos: "El Sumo Pontífice valorando mucho los sentimientos y las disposiciones que motivan su petición, se ha dignado aceptar con paterna benevolencia, el deseo que usted expresó de tener una casa del Instituto dedicada exclusivamente a la vida contemplativa, para aquellas de sus Hijas que deseen consagrarse en manera particular, a la  Adoración Eucarística y a la oración por la Iglesia y por el "pueblo pobre" y bendice  desde ahora con grande afecto la futura fundación, augurando el más feliz y fecundo crecimiento ".
 
 
        Del 22 al 27 abril de 1966, la madre emprende su segundo viaje a Fátima, en carro: Roma-San Remo-Lourdes-Belorado-Madrid-Fátima, acompañada por el Ing. Carnevali, Sor María I., Sor Gina del STGB, Sor Antonieta SG + y de la comunidad de España las hermanas Iole MS y Maria IA. El objetivo es ver el terreno y concretizar el proyecto. Luego de este viaje comentando n 46 de la LG y en particular: "Jesús en el monte", dice: "Un sueño que se realizará para nosotras en Fátima por concesion del Santo Padre Pablo VI."
 

        
    En 1972, después de la primera costrucción, seguida por las hermanas de España, empieza a vivir en Fátima una comunidad pequeña que colabora con la pastoral del Santuario y se sigue más de cerca los trabajos de la capilla y la ampliación de la casa, para que esta sea adapta a la vida contemplativa.
  
     
 
 
 
 
     A finales de junio de 1976, durante ejercicios de las junioras, la Madre les dijo, con gran alegría: "Entre estos ejercicios y los del proxomo otoño ire a Fátima, si Dios quiere, para abrir nuestra casa de oración." Pero después de unos días, 10 de julio, el Señor llamó a si y la madre dio su bendición y presencia desde el cielo.
        En la solemnidad de Cristo Rey en 1976, con la presidencia del Obispo Alberto Cosme do Amaral, el Obispo de Leiria-Fátima, y ​​la presencia del Consejo General, la comunidad comienza su camino de vida contemplativa, sobre todo para expresar la misión de la Iglesia orante.
 

 
STELLA MATUTINA HOY
 OASIS DE LA ORACIÓN
 
 
 

        La comunidad de Fátima, la Madre María Oliva, se reservó el título de la letanía de "Stella Matutina", porque evoca la esperanza de los primeros frutos del espíritu humano. Las hermanas de "Stella Matutina", son particularmente llamadas a asumir esto, tal vez no reconocida o dormido, anhelo del corazón humano, porque el 'hombre de hoy encuentre su luz y satisfaga su sed de Dios.

      "Stella Matutina" es una casa, que en la soledad y la austeridad gozosa esta especialmente dedicada la oración por la Santa Iglesia, por el pueblo de Dios y toda la humanidad. (ver Estatuto p. 5 y Costituciones Ef 158,1). 
       
    La comunidad se propone en este modo responder a un claro signo del Espíritu en nuestro tiempo: la búsqueda creciente de la espiritualidad. Lo hacen, nutriendose de la Palabra de Dios y la Eucaristía, con la oración personal, el trabajo silencioso, la ascesis y la simplicidad de vida.La jornada está marcado por la celebración de la alabanza de Dios, con todas las horas litúrgicas y la Adoración, que anticipa o prolonga la celebración Eucarística.
       
    
    La comunidad vive la dimension eclesial y la comunión con la Iglesia local, con particular atención a las directrices del Santo Padre, el Obispo del Santuario y el Mensaje de Fátima, que consiste en invitar a participar con la oración, en la misión de evangelización y salvación de la Iglesia . Vive también la eclesialidad haciendo propia las alegrías, las tristezas, las esperanzas de los peregrinos,  provenientes de todo el mundo que llaman a la puerta para pedir la oración y la conforto.
 
 
 La casa está abierta a la acogedora hospitalidad. Se presta especial atención a los peregrinos pobres o solitarios, especialmente en tiempos de la gran peregrinación, de mayo a octubre.

    Los huespedes pueden participar en la oración comunitaria y la Adoración silenciosa, en la capilla, se puede oragnizar en forma independiente.
 La comunidad está en contacto con ellos a través de las hermanas encargadas de la hospitalidad, ofreciendo música, conforto y la oración. También esta atenta al vecindario  y a otras personas que frecuentan periodicamente la capilla, ofreciendo escucha y acompanamiento espiritual.
 
        Con el mismo espíritu apostólico se empeñan en la correspondencia con aquellos que quieran compartir la espiritualidad de nuestra Familia Religiosa o han pasado por Fátima y siguen manteniendo la relación y la amistad con la comunidad.

        

    La comunidad de "Stella Matutina" esta sobre el "monte" por todo el Instituto y como signo de este compromiso cada día oran por una comunidad por su misión y por las intenciones de cada una de las hermanas que la componen.
         Sólo el amor puede llevar  una Hija de la Iglesia a Fatima, como en otros lugares, para vivir la vida de la Iglesia y misión de Cristo, contemplativo del Padre; sólo el Amor hará fecunda esta vocación eclesial: transformar su gloria en la oración, la alabanza , en la adoración, el amor fraterno, en silencio y soledad, para la gloria del Padre y la salvación de todos los hombres, tales como pide, la Madre de Dios en Fátima


Enkel - Due Metri